Renovación del Matrimonio: cómo tener conversaciones significativas

Renovación del Matrimonio: cómo tener conversaciones significativas

Por
Dra. Nadia Persun

“¿Le interesaría escuchar lo que sucedió hoy en mi camino al trabajo?”, preguntó emocionada, entrando a la casa. “Prefiero saltar la parte donde escucho lo que vamos a cenar. Podemos hablar del resto más tarde”, respondió pasando, sin mirarla. Conversaciones perdidas, los momentos de conexión son apresurados. El matrimonio se aplasta por el peso de la responsabilidad diaria, el embotamiento emocional y la fatiga perpetua. Las relaciones siguen existiendo por costumbre, como rutina. Trabajo, crianza de los hijos, ayudar a los demás – claro. Lo que le queda a su cónyuge es un nivel de energía de línea plana rociada con migajas de buenas intenciones.

¿Diálogos significativos? Olvídalo. Lo que nos queda a cada uno al final del día son “conversaciones útiles”. Están formadas por pensamientos a medio construir, escuchas perezosas y órdenes funcionales enfocadas en la ejecución de responsabilidades y recados. La lencería sexy y las cenas a la luz de las velas son reemplazadas por otros deseos secretos: cocina limpia, comida cocinada, ropa preparada, niños que se acuestan temprano y algo de televisión como recompensa de supervivencia. El matrimonio sigue una dieta perpetua.

¿Qué podemos hacer para tener una relación feliz y saludable? Fácil: ¡acaba de terminar de leer este blog para aprender soluciones rápidas, fáciles y probadas! Solo bromeo… sin embargo, la buena noticia es que no hay secretos. Ya sabes, la mayoría de las cosas que necesitas hacer. Al igual que con el ejercicio y la dieta: algunas flexiones y una manzana al día. Sin embargo, saltarse las flexiones y comer una barra de Hershey es más fácil. La naturaleza de la gente es elegir el camino de menor resistencia y mínimo esfuerzo. También tenemos falsas esperanzas, pensando que en algún momento mágico “posterior” seremos más fuertes, más motivados, con el ánimo de hacer lo “correcto”. Lo que sucede, en realidad, es la esperanza y el aplazamiento perpetuos, dejándonos atrapados en una rutina.

¿Cómo abordamos este tema complejo sin sentirnos como atravesando piedras? Sea proactivo y comience con pequeños pasos consistentes. Nos equivocamos al pensar que los pequeños pasos amables rara cvez se aprecian. ¿Cómo se come un elefante? Una pieza a la vez. No se puede resolver todo el problema, luego enfóquese en resolver parte del problema.

La siguiente parte es, realmente, hacer algo. Incluso la mejor información no ayudará si no la pone en uso. Ya sabes lo que dice, “el camino hacia el fracaso está pavimentado con buenas intenciones”. Una vida mejor no vendrá de desear y esperar. Queremos hacer el pastel con hielo, sin tener que hacer el pastel. Necesitamos una nueva acción positiva. Solo las acciones pueden traer resultados específicos.

  1. Estos son ejemplos de los simples pasos proactivos que pueden ayudar a mejorar la comunicación y sanar y restaurar la conexión. Hacer contacto visual, mirar y actuar amigable y accessible. Tienes que convertirte en un adepto a la comunicación diaria y permanecer conectado. Pon tu teléfono abajo. Apague la televisión. Solo mantente en el mismo espacio, abre y presenta para hablar y conectarte. Sal a saludar a tu familia cuando llegue a casa. Permanezcan juntos en la misma habitación, sin verse ocupados con otras cosas. Hacer contacto visual. Di hola. Por favor. Gracias. Esto es adorable. ¿Cómo te va hoy?”, y así sucesivamente. Pequeños momentos, palabras amables, fomentadas como un hábito cotidiano. Charlar un poco no es una charla ociosa.
  2. No espere a que alguien lea su mente, hable abiertamente. Es bastante simple: lo que no pides no lo conseguirás. Sea claro sobre lo que quiere, lo que está dispuesto a dar, luego pídalo. “¿Podrías sentarte conmigo por 10 minutos y escuchar mi idea para las próximas vacaciones?”; “¿Podrías por favor salir y saludarme por la puerta cada vez que escuche que regreso del trabajo?”; ¿Podemos hacer algo divertido juntos este fin de semana, solo nosotros, no niños?
  3. Pon atención a llamar la atención. Deja de lado la tiranía de las expectativas, en la que tu cónyuge debe hacer algo primero, así que solo entonces debes responder con amabilidad. ¿A quién le importa  quién “lo comenzó” y “a quién le toca, a usted?” Usted está en el mismo bote y tiene una fuga. Decide ser el primero en empezar a arreglarlo. Sea curioso acerca de su cónyuge. Haz preguntas y escucha. Dales el foco. Haz algo agradable, inesperado, sin ataduras. Buena energía te será devuelta en abundancia.
  4. Respetar las reglas del buen comportamiento. Todos sabemos que no es bueno gritar, invocar nombres, lanzar objetos y cerrar puertas. Existen reglas relacionadas con el respeto y el autocontrol. Tendemos a olvidarlos cuando estamos estresados y cuando sentimos que la otra persona no nos está tratando bien. Entonces, ¡es un juego justo ser malo a cambio! Incluso cuando su cónyuge esté aparentemente “desatendido”, decida ser amable, educado y siga las reglas.
  5. Busque un terreno común y construya áreas de acuerdo. Es posible que no esté de acuerdo. Es posible que no esté de acuerdo con los tipos de películas, el estio de la música, qué comer, los horarios de sueño y cuánto y con qué frecuencia lavar y limpiar. Pero es probable que esté de acuerdo en que sus hijos necesitan amor y cuidado, que ambos pueden beneficiarse de la diversión y el estrés, que ser amable y educado es mejor que la hostilidad. Traiga más temas que sepa que ambos compartan y apoyen. Aquí le damos una lista de temas. Discutir sobre estos temas fomentará el vínculo y mejorará las habilidades de comunicación, permitiéndole gradualmente, abordar temas que son más sensibles y que requieren negociación.
  6. Busquen ayuda/apoyo, si es necesario. Ningún hombre es una isla. Somos más parecidos que diferentes. Pero también podemos ser muy tercos. Si sientes que tu matrimonio se parece a un camión con sus ruedas atascadas en un lodo grueso y que ninguna maniobra o aceleración produce un movimiento positivo, no esperes mucho para buscar asesoramiento.

Para concluir, para que el éxito conyugal y la felicidad personal aparezcan en tu vida, tienes que ser consciente, intencional y disciplinado para implementar cambios positivos, dando pasos pequeños, pero consistentes. También debe decidir ser un adulto en su relación, apropiándose de las intenciones positivas y haciéndolo incondicional sin importar lo que otros hagan o no hagan. Cuida a tu pareja y tu cónyuge te cuidará.

La Dra. Nadia Persun es Psicóloga Clínica y trabaja en Wheaton y Naperville, IL, tratando problemas de ansiedad, depresión y sobrepeso.  También se enfoca en terapia de adolescentes en situaciones precarias, reducción de conflicto y prevención de divorcio. Es parte del directorio médico de “GreenPath Clinic”, el cual ofrece servicios de salud mental, quiropráctica, naturopatía, terapia fisica y nutrición. En su tiempo libre, la Dra. Nadia es jardinera, bloguera, lectora, dilettante culinaria, y viajera-exploradora junto a su familia.

Conócela más en…

Web: http://GreenPathClinic.com,

Facebook: https://facebook.com/greenpathclinic  

 

Para más recursos sobre relaciones interpersonales, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @lazosdefamilia.

Talk To Us

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *