Salda tus Deudas

Salda tus Deudas

By
Eva Fleming

¿Puedes imaginarte que la deuda nacional de los hogares estadounidenses ha sobrepasado los 13 trillones de dólares? Para que lo pongas en perspectiva un trillón tiene doce ceros. Cómo dice Dave Ramsey, “la deuda es tan americana como el pastel de manzanas, pero desafortunadamente no tan dulce.” Porque, aunque casi todos la tenemos, casi ninguno la queremos. Yo misma tuve una deuda de una estadía en el hospital que me ha tomado dos años en saldar. ¡Y eso que tengo un buen seguro médico!

Algunas de nuestras deudas son el resultado de gastos repentinos que nos vimos forzados a poner en la tarjeta de crédito o tuvimos que tomar un préstamo para cubrirlos porque no habíamos previsto para ellos en nuestro fondo de emergencia. Mientras que otros, son gastos frívolos de cosas que se nos antojaron en el momento, pero para las cuales no habíamos hecho provisión en nuestro presupuesto.

Si deseamos seriamente enfrentar nuestras deudas tenemos que aprender a hacer la distinción entre las dos situaciones y planear para las dos. Una requiere que nos esforcemos en crear un fondo de emergencias y la otra requiere que seamos más disciplinados con nuestro presupuesto.

Las emergencias son partes de la vida. Y si piensas que vas a vivir en un mundo perfecto donde nunca se te va a dañar el carro o el techo de la casa nunca necesitara ser reparado, estás viviendo en un mundo de fantasía.

Vivo en la Florida, donde la temporada de huracán dura desde el primero de junio hasta noviembre 30. Para sobrevivir estos seis meses todo hogar debe tener un plan de contingencia: ¿Qué vamos a hacer en caso de un huracán? ¿Dónde vamos a ir si la tormenta es categoría 4 o 5? ¿Cuáles son los materiales necesarios para quedarse en casa (agua, velas, medicina, baterías, botellas de agua, agua para los baños, generadores, etc.) ¿Cuándo se van a poner las contraventanas? Si es necesario evacuar, ¿qué necesita cada miembro de la familia llevar consigo? ¿Qué vamos a hacer con nuestra mascota? etc. Es necesario planear como mantener a la familia segura y como minimizar daño a la casa, a las posesiones, etc.

No siempre hay huracán en la Florida, pero siempre hay que estar preparado por si viene. Esa preparación te ayuda a dormir en paz con la menor cantidad de ansiedad posible. Esta mentalidad es requerida para planear de igual manera nuestras finanzas. Si siempre andas preparado para lo que de seguro va a suceder con un fondo de emergencias, menos necesidad tendrás de recurrir a tus tarjetas de crédito para que te saquen del problema cuando la emergencia se presente.

Por otra parte, como seres humanos que somos siempre, tendremos deseos frívolos que muchas veces son imposibles de saciar. En el centro comercial que yo visito, hay unos carteles grandes por todas partes que leen: “Deseo”, “Apetito”, “Lo quiero” y “Lo merezco”. Todos estos carteles te invitan a que sacies todos tus deseos de tener hasta lo que está fuera de tu alcance porque después de todo, “lo mereces”. Es en estos momentos de tentación cuando más necesitas tener un presupuesto y regirte por este.

Busca ayuda de los expertos como Dave Ramsey y sigue sus recomendaciones para salir de la deuda en la que te encuentras actualmente, pero ve más allá y desarrolla la disciplina necesaria para mejorar tu cuenta de emergencias y decide mantenerte fiel a tu presupuesto y verás cómo poco a poco tus deudas se van disipando. Aquí te damos un listado de cosas que puedes hacer para cortar gastos innecesarios.

Por el bien de nuestros hijos y de los hijos de sus hijos, dejemos de ser prisioneros de nuestras circunstancias y terminemos, de una vez por todas, nuestra tendencia de caer endeudados. Pon tu granito de arena para disipar los 12 ceros del trillón que tiene a nuestra economía en tan mal estado.

Para más recursos sobre finanzas y las relaciones interpersonales, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia.

Talk To Us

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *