Mejorar el “Yo” para Impactar el “Nosotros”

Mejorar el “Yo” para Impactar el “Nosotros”

Por
Eduardo Morales

La ciencia y la investigación hablan de los tremendos beneficios del crecimiento personal. Ya sea que se esté sumando a su conjunto de habilidades para ser más comercial en la industria, tonificar ese físico para un estilo de vida más saludable o incluso ampliar su conocimiento leyendo un libro por semana. Todas estas son grandes cosas para perseguir, pero ¿qué pasa en el área de las relaciones? ¿Cómo invertimos en nosotros mismos para producir relaciones más sólidas y saludables, especialmente, en nuestros matrimonios?

Lo que he descubierto es que el “yo” impacta al “nosotros”. En otras palabras, nuestro crecimiento personal tiene un efecto de directo en todas nuestras otras relaciones. Sin embargo, si desea mantener viva la chispa en su matrimonio, aquí hay algunas maneras en que podemos mejorar el “yo” para impactar el “nosotros”.

Comprender los ingredientes de una relación sana

El matrimonio es la relación más íntima que jamás experimentaremos en la tierra. Este tipo de relación se centra en el mayor nivel de intimidad. En este nivel, nada está oculto. Se produce una aceptación mutua teniendo en cuenta todas las fallas, peculiaridades y singularidades de quién es esa persona y, sin embargo, amándola completamente sin condiciones, El matrimonio es una obra de arte de la vida real, ya que reúne a dos personas diferentes, de diferentes orígenes, estilos de vida, familias de origen y une todas sus ideas para pintar una hermosa imagen del amor. Sin embargo, para llegar a este nivel y mantener la coherencia, es necesario que haya un equilibrio saludable de comunicación, resolución de conflictos y conexión. Comprender mejor estos ingredientes e identificar formas en que se puede mejorar en estas áreas; lo pondrá en una posición ideal para tener un matrimonio más feliz y saludable.

Volver a la escuela

Espera un segundo… No, no quiero decir, literalmente, volver a la escuela, pero más aun, volver a ser un estudiante. Primero, tómate un tiempo para evaluarte a ti mismo. Mira tus estilos de comunicación, toma una prueba de personalidad o una evaluación de inteligencia emocional. ¿Cómo te va con tu autogestión? ¿Puedes manejar bien tus emociones? Se honesto.

Recuerde, cuanto mejor pueda aprender sobre los efectos del “yo”, su capacidad aumenta para comprender mejor el “nosotros”. Luego, conviértase en un estudiante de su cónyuge. Anímelo a tomar evaluaciones similares para que pueda aprender más sobre sus respuestas. O, simplemente, mirar y escuchar y tomar notas. Descubrí que todas estas evaluaciones pueden darle una buena idea de quién es su compañero, pero se necesita un trabajo intencional para asegurarse de que se relaciona con él/ella en su forma. Obtener más información sobre su pareja permite una mejor comunicación. Hagan check-ins. No hay mejor oportunidad de aprendizaje que, simplemente, hablar con él/ella.

Aprender a decir “Lo siento, me perdonas…” 

Sabemos que el conflicto es inevitable. Y no es que las parejas felices no discutan o experimenten menos conflictos, se trata más de su perspectiva para abordar el conflicto.  Las relaciones sanas se esfuerzan por resolver mientras que las relaciones poco sanas persiguen la victoria. Uno de los elementos claves de la inteligencia emocional es la conciencia social. Teniendo en cuenta cómo nuestras acciones y palabras impactan a otros, es importante reconocer que estamos equivocados y ser capaces de tomar posesión de nuestras acciones. Entonces, aprenda a decir “Lo siento” cuando nos equivocamos. Adopte el enfoque de encontrar resolución en lugar de tratar de ser correcto. Esto es clave para mantener viva la chispa porque nada apaga las llamas románticas más que el conflicto.

Crear espacio para la conexión

Lo se, lo se, no otra prueba, pero ¿ha tomado la prueba de los Cinco Lenguajes del Amor? En pocas palabras, es una forma de entender cómo usted y su pareja se sienten más amados y conectados. Tómese un tiempo para aprender esto. Intente implementar cosas que harán que su cónyuge se sienta más amado. Quizás enviando un breve mensaje de texto “Estoy pensando en ti (emoji de corazón)” o saludando a su pareja con un largo abrazo mientras regresan a casa, o simplemente, ofreciendo escuchar su día. Tómese el tiempo necesario para escuchar. Las personas pueden recibir intimidad en muchas formas. Además, cree espacio para mantener viva esa chispa. ¿Cómo suele ocurrir una conexión profunda? Con el tiempo, a través de conversar mucho, estando juntos. Hacer el hábito de hacer citas por las noches. Proteja el tiempo en su calendario para que ese espacio se conecte con usted y su cónyuge. No necesita una agenda de actividades, simplemente, estar presente.

Al final del día, hay mucho ánimo para hacer. Nadie tiene todo esto resuelto. Ella necesita trabajo, él necesita trabajo, yo necesito trabajo todos necesitamos trabajo. La superación personal y la mejora relacional es un proceso. Para tener una relación sana y un matrimonio, se requerirán inversiones intencionales. Entonces, mire una ocasión en que pueda comenzar a hacer algo que tendrá un impacto positivo en su matrimonio hoy. Escríbalo. Dígalo a su cónyuge o a alguien cercano a usted para que lo haga responsable. Luego póngalo en práctica. Inténtelo una vez a la semana, luego aumente el tiempo partiendo desde allí. Si bien puede que no sea el área más fácil de desarrollar, crecer para mejorar sus relaciones es una de las mejores inversiones personales que puede hacer. 

——-

Eddie ha estado hablando y escribiendo sobre relaciones saludables por varios años. Su pasión es ver a los jóvenes adultos prosperar, a los matrimonios florecer y que las familias se conviertan en agentes de cambio en su comunidad.

Puedes seguirlo en:  https://www.linkedin.com/in/eddie-morales-804b3613/

Para más recursos sobre el matrimonio y las relaciones, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @LazosDeFamiliaUSA 

5 Maneras de Decirles Cuánto les Amas

5 Maneras de Decirles Cuánto les Amas

Por
Sarah Pichardo

En ocasiones, aquellos más cercanos a nosotros necesitan escuchar cuánto les amamos. Que valen oro para nosotros. Que nos importan. Porque ya sabes, Amor de corazón, vale un millón. Así que aquí vamos. 5 Maneras de Decirles Cuánto les Amas.

1. Siempre estás en mi mente.

Sin ser confundido con la canción de Willie Nelson, “You Were Always On My Mind.” (Estuviste siempre en mi mente).

5Maneras-span3

2. ¿Te he dicho últimamente que te amo?

¿Y? ¿Lo has hecho?

5Maneras-span5

3. Sin ti, estaría perdido/a.

En serio. Algunas personas tienen una noción de dirección horrible y se pierden en su mismo vecindario, con más razón lo harán en la estratosfera del amor. Si te suena a ti, ponte listo.

5Maneras-span4

4. Tengo tanta suerte de tenerte en mi vida.

La suerte no es exclusiva de los Irlandeses. Es para todos los que tenemos amigos, familia y cómplices de aventuras que sin ellos no podríamos vivir. Tenemos suerte de que nos aguanten y se queden durante tiempos buenos y difíciles.

5Maneras-span1

5. Eres mi todo.

De verdad. Si amas a esa persona más que a la comida, entonces, es uno para siempre. Díselo.

5Maneras-span2

Muchas veces nos ponemos cómodos con aquellos que queremos y se nos olvidan los pequeños detalles. ¿Qué tal si lo retomas? Pero bien hecho. Dale un vistazo a este blog sobre retomar los detalles básicos. Y no se te olvide decirle hoy TE QUIERO.

—–

Sarah Pichardo es Directora Creativa en Lazos de Familia. Cuando no está obsesionada con los pixeles, diseños y guiones – o con una tormenta de ideas para cambiar al mundo – probablemente esté leyendo un libro o trabajando en la decoración de navidad.

Síguela en…

Twitter: @sarahp726
LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/sarahp726/

Para más recursos sobre el matrimonio y las relaciones, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @LazosDeFamiliaUSA 

Manteniendo Viva la Chispa: Volviendo a lo Básico

Manteniendo Viva la Chispa: Volviendo a lo Básico

Como pareja, se beneficiarán al recordar hoy las cosas que los hicieron enamorarse en ese entonces.

Por
Dr. Charles y Elizabeth Woehr

¿Has notado que suceden cosas maravillosas cuando menos las esperas? Aparecen repentinamente, suceden repentinamente; te quitan el aliento y tu mundo está lleno de asombro y gratitud. Como pareja, estamos de acuerdo en una sola cosa” ¡nos encantan las sorpresas agradables! Y hemos aprendido una verdad fundamental acerca de las grandes sorpresas: pueden ayudar a hacer que le sucedan a usted, si está dispuesto a hacer el trabajo duro necesario para configurarlas. Vamos a explicar cómo funciona esto.

Hace varios años, nosotros dos, junto con nuestra hija adolescente, decidimos ir de campamento el fin de semana. Elegimos un lugar cercano que conocíamos poco. No sabíamos si sería ordinario o extraordinario. Nos arriesgamos. Enclavamos nuestra carpa en un estrecho valle junto a un río. Para el segundo día estábamos un poco inquietos, con opciones limitadas para el entretenimiento. Decidimos escalar la ladera de la montaña como una forma de respirar aire fresco y hacer ejercicio, y de ver lo que se puede ver desde lo alto. La escalada fue agotadora, tuvimos que esperarnos el uno al otro y en un momento, parecía que no íbamos a subir lo suficiente como para ver muy lejos. Uno de nosotros estaba ansioso por seguir adelante, otro estaba pensando en volver a bajar. Decidimos mantenernos juntos, ayudando a los que estaban cansados y animándonos unos a otros en las partes más empinadas de la subida. Esta decisión fortaleció nuestra conexión emocional, que a su vez, nos mantuvo avanzando. Estábamos tan concentrados en la escalada que llegar a la cima fue una sorpresa. Pero aún más sorprendente fue la vista: podríamos mirar a través de las cimas de las montañas hacia los confines del valle. Fue un regalo maravilloso, después de una dura subida.

Esa experiencia fue más que un ascenso y una vista. Fue una lección de vida sobre cómo se pueden crear sorpresas para que sucedan. La clave es lo que sucede entre el inicio alegre de la subida y la sorprendente vista al final: ¡trabajo duro, pero necesario! El matrimonio es como hacer muchas subidas juntas. Si desea compartir “puntos de vista sorprendentes” de manera regular, tendrán que permanecer juntos en los momentos difíciles, alentarse el uno al otro y estar dispuestos a disminuir la velocidad cuando uno esté luchando. Si haces esto uno por el otro, paso a paso avanzarás hasta llegar a la cima,. La vista confirmará que el esfuerzo valió la pena.

Algo que le dará algo a usted, como pareja, un compromiso renovado para permanecer juntos y mantener viva la chispa, es la respuesta a la pregunta” ¿Qué le hizo enamorarse el uno del otro? Puede ser tentador dejar de lado eso como algo que solo fue bueno para que las cosas comenzaran entre ustedes, pero la verdad es que esas razones deberían permanecer con usted y seguir motivándolo, especialmente, cuando permanecen juntos y mantienen viva la chispa parece muy difícil, ¿quê hacer? El medio es la subida, por así decirlo. La única forma en que podrá lograr la gran sorpresa es permanecer juntos, animarse unos a otros y ayudarse mutuamente en el camino. La motivación viene de recordar lo que te enamoró; la conexión emocional que estableciste. ¿Fue su sentido  del humor? Se un gran compañero para que el sentido del humor se mantenga vivo. ¿Era su entusiasmo por la vida? Se consciente de las formas en que puedes compartir sus cargas y mantener viva la alegría. ¿Fue su amabilidad? Se alguien que merezca amabilidad para que esa amabilidad pueda continuar allí. La persona con la que te casaste sigue ahí, a tu lado. Él o ella, también, quiere aferrarse a las cosas que los hicieron amarse en al principio. El secreto para mantener las sorpresas que se avecinan serán el arduo trabajo de mantenernos enamorados, al seguir compartiendo las cosas que hicieron que cada uno de ustedes sea especial al principio, cuando se enamoraron por primera vez. Para comenzar, mire a los ojos y tome turnos para terminar esta oración: “cuando nos conocimos, lo que más me gustaba era ____________”. Hágalo varias veces, para que pueda hacer una lista completa de esas cosas especiales que, eventualmente, te convencieron para elegir hacer la vida juntos.

Entonces, ¿estás listo para un matrimonio lleno de sorpresas? Ponte a trabajar. Saca a relucir, dentro de ti, al joven apuesto y divertido del que se enamoró. Saca a relucir, en ti, a la joven ingeniosa y atrevida de quien se enamoró. Juntos, de la mano, caminen hacia su próxima aventura lista para trabajar en ella… ¡y prepárense para algunas sorpresas “inesperadas”

———————-

El Dr. Charlie Woehr es editor en español a tiempo completo en Tyndale House Publishers. También es Asistente del Superintendente del Distrito Central Hispano de la denominación de su iglesia. Elizabeth es la coordinadora de familia en Lazos de Familia. Charlie y Elizabeth sirvieron como misioneros en Chile durante 22 años, trabajando en equipos pastorales y enseñando en los Seminarios de la Alianza. Tienen un corazón para enseñar y animar a las parejas de todas las edades. Son los felices padres de tres hijos adultos y tienen dos nietos.

Los puede contactar en:

Para más recursos sobre el matrimonio y las relaciones, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @LazosDeFamiliaUSA 

Hablando el Lenguaje del Amor

Hablando el Lenguaje del Amor

Por
Bill Ferrell

“Creía que había encontrado el secreto del corazón de mi esposa”

Por muchos años, en cada cumpleaños, cada aniversario, cada día de San Valentín, le compraba a mi esposa tres tarjetas. En algún momento fueron lindas a veces eran románticas, a veces divertidas; pero siempre le comunicaban “te amo”.

Me tomaba mucho tiempo para elegir las tarjetas correctas. Luego las llenaba con las palabras correctas. Este proceso, a veces, me tomaba horas. La cantidad de tiempo no me importaba. Quería asegurarme de comunicar lo mucho que la amaba.

Una vez completada, la noche anterior a la celebración en particular, las colocaba encima del mostrador de la cocina para que las viera a primera hora de la mañana. Entonces me imaginaba a la mañana siguiente:

Bajaría las escaleras y, al entrar a la cocina, se sorprendería de ver, no una, ni dos, sino tres tarjetas; y todas dirigidas a ella. Una sonrisa se extendía por su rostro. “¿Qué ha hecho ese loco marido mío?” Ella pensaría para sí misma. Luego abriría con cuidado cada tarjeta, saboreando, lentamente, las palabras que había escrito con mucho esmero. De repente, su labio inferior temblaría y una sola lágrima correría por su mejilla. Luego vendría saltando las escaleras para buscarme. Ahogando las lágrimas de alegría indescriptible, ella declararía su amor eterno por mí. Luego acercándose a mí mientras me mira a los ojos, sus labios tocarían suavemente los míos, expresando la pasión que brotaba de su corazón.

Sí…, ¡en mis sueños!

En realidad, ella simplemente sonreía, decía “gracias” y continuaba con la rutina de la mañana.

Hice esto por años. Compré las tarjetas, escribí mensajes, las puse en el mostrador, imaginé el escenario anterior; y su respuesta siempre fue la misma. Una sonrisa. Gracias. Sigue con su día.

Me quedé perplejo. En realidad, frustrado. Su respuesta fue tan… tan… tan… bla. Acababa de expresar mi amor sincero y apasionado por ella y su respuesta fue la misma que cuando saqué la basura.

Y entonces decidí hacer algo “loco”. Decidí hablar con ella sobre eso. Le pregunté por qué su respuesta a mi expresión de amor no fue recibida con el mismo nivel de pasión que yo había dado.

¡Lo que aprendí me dejó boquiabierto!

Hablando un idioma diferente

Ella me dijo que las tarjetas NO le decían “Te amo”. Ella admitió que sí, las tarjetas estaban llenas de palabras de amor y deseo por ella. Y eso significaba algo para ella. Para ser justos, ella expresó su aprecio. Ella no estaba tan emocionada de recibir como lo estaba yo de dar. Lo que aprendí fue que no significaban lo mismo para ella como para mí. Las palabras son lo que me dicen “te quiero”, no a ella.

Aprendí que había estado proyectando mi lenguaje de amor en ella. Había asumido que lo que me decía “Te quiero”, naturalmente, le diría “Te quiero” a ella. Eso tiene sentido, ¡cierto!

Continuó diciendo que se sentía más amada por mí cuando hacía actos de servicio por ella.

  • Cuando mantengo el auto en condiciones (asegurándome de que ella estará a salvo)
  • Cuando le compré una Coca Dietética (estaba pensando en ella)
  • Cuando corté la hierba y saqué la nieve con pala (manteniendo la casa con un aspecto agradable)
  • Cuando fui de compras con ella (sometiéndome a torturas)

Me di cuenta de que había estado hablando con ella en mi lenguaje de amor. En la forma que me dice “te quiero”. También podría haber estado hablando un idioma extranjero. De hecho, eso estaba hablando.

Aprende a hablar su lenguaje de amor

Gary Chapman, en su libro más vendido, Los Cinco Idiomas del Amor, explica que el secreto para expresar el amor a los demás es entender su “lenguaje del amor”. Aquí están, junto con una breve descripción:

  1. Palabras de afirmación – usar palabras para formar a la otra persona. “Gracias por las tarjetas. Eso realmente significó mucho para mí”.
  2. Regalos – un regalo dice: “Estaba pensando en mí y mira lo que me consiguió”.
  3. Actos de servicio – hacer algo que sabes que les gustaría. Lavar los platos, preparar una comida, aspirar los pisos cambiar, el aceite del automóvil; son todos actos de servicio.
  4. Tiempo de calidad – cuando les prestas toda tu atención. Caminando juntos o sentados en el sofá con el televisor apagado y sin teléfonos celulares. Hablando y escuchando.
  5. Toque físico – Tomarse de las manos, abrazarse, besarse, tener relaciones sexuales; son expresiones de amor.

Chapman continúa explicando que cada persona tiene un lenguaje de amor primario que le habla más profundamente, que todos los demás. Describir el lenguaje del amor de cada uno y hablarlo, regularmente, es la mejor manera de mantener vivo el amor de una relación.

El secreto de una manera más excelente

Si quieres ser excelente para expresar amor a los demás, aprende su lenguaje de amor. A menudo, puedes resolver esto observando cómo te expresan amor o lo que parece evocar una fuerte respuesta de ellos. Sin embargo, el secreto para descubrir la manera más excelente de mostrarles tu amor es… ¿estás listo para esto?… pregúntale.

Sí, siéntese con él/ella y pregúntele directamente que le dice “Te quiero”. Usa la lista de Los Cinco Lenguajes del Amor como guía. Pida ejemplos. Ser específico, sé un estudiante de él/ella. No hagas suposiciones. Y luego, lo que sea que diga, créale.

Digo que le crea porque nuestra tendencia natural es siempre nuestro propio punto de referencia. Debemos resistir la tentación de proyectar nuestras propias preferencias a los demás, incluso cuando nos hayan dicho lo contrario. Entonces, créale y luego actúe en consecuencia.

¡Hablar su lenguaje de amor es un paso crítico para mantener vivo tu amor!

———-

Bill Ferrell tiene 35 años de casado, 2 hijos adultos y 4 nietas preciosas. Enseña a individuos y parejas cómo lograr experimentar una relación de amor plena. También es el Director de Relaciones Comunitarias de GRIP Outreach for Youth. Cuando no está ayudando a jóvenes de Chicago a tener una mejor experiencia de vida, o invitando a otros a unirse a la causa – pasa el tiempo con su familia, corriendo, nadando, andando en bicicleta, o leyendo un libro. O bien, haciendo bromas a sus hijos.

Síguelo en…

Para más recursos sobre el matrimonio y las relaciones, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @LazosDeFamiliaUSA 

5 Pasos para Escribir un Poema

5 Pasos para Escribir un Poema

Por
Sarah Pichardo

Ya se acerca el Día de San Valentín. ¿Te hiciste el propósito de ir la milla extra para ser más detallista, romántico y extra “extra”? ¿Qué mejor manera de reconquistar el corazón a tu Romeo o Julieta que con escribirle un poema desde lo más profundo de tu corazón?

El único problema es, que tu no tienes ni la menor idea de cómo escribir poesía. Ahí es donde entra nuestro súper-dúper tutorial. Antes que nada, es muy lindo el que hayas siquiera considerado hacer esto. Date una palmadita en la espalda y prémiate con un regalito por haberlo pensado. Ahora, vamos al punto. Aquí están algunos pasos comprobados que te ayudarán a plasmar el mejor mensaje de todos los tiempos.

Paso 1. Toma una hoja de papel
Paso 2. Toma una pluma/un bolígrafo
Paso 3. Comienza a escribir… una nota diciéndole a todos que vas a salir
Paso 4. Toma tus llaves del auto
Paso 5. Maneja hacia la tienda de Hallmark más cercana

¿Era una broma? Bueno, también son 5 pasos. Pero soy escritora, no matemática.

En serio. La gente en Hallmark recibe buena paga por ser sentimental, romántico, gracioso y por crear mensajes de TODO y para TODOS. Nadie se va a molestar por que hayas comprado una tarjeta. PERO si insistes en hacerla tú mismo, aquí te van los verdaderos pasos para escribir un poema maravilloso que te asegurará todo tipo de premios.

Paso 1. Conoce a tu Sujeto.

Lo que quiero decir, para aquellos que aún no saben a lo que me refiero, estoy hablando de la persona a la que le vas a escribir esto. ¿Qué es lo que más te gusta de ellos? ¿Su sonrisa? ¿La manera en que huele? ¿La manera en que le brillan sus ojos cuando les traes comida?

Paso 2. Usa Imágenes.

No, no me refiero a poner fotos de cosas en tu poema. Aunque quizá hacer un dibujo podría ganarte puntos extra. Lo que quiero decir es, que pintes una imagen con tus propias palabras.

Paso 3. Haz que Rime
Por último, sin restarle importancia y no me importa lo que opinen los demás, si no rima, no es poema.

Ahí lo tienes. Es hermoso. Tú eres maravilloso. Date otro regalito.

También, te dejo este ejemplo de un poema real…

Te quiero
Te adoro
Te pongo en el inodoro
Le doy a la palanquita
Y adiós corazón de oro

Si en realidad te diste a la difícil tarea de escribir un poema, aunque no hayas seguido mis maravillosos tips, de verdad que quiero verlo. Por favor mándamelo para leerlo. Por favor. Porque quiero saber lo que es el amor.

P.D. Si quieres un poco más de información de cómo ser “extra” en tu relación, dale un vistazo a este blog. Para cuando estés leyendo esto, habrás descubierto la receta para ser la pareja más feliz de tu cuadra.

—–

Sarah Pichardo es Directora Creativa en Family Bridges. Cuando no está obsesionada con los pixeles, diseños o escritos – o tiene una tormenta de ideas planificando cómo tomar el mundo, puede estar leyendo un libro u obsesionada con las decoraciones de Navidad.

Síguela en…

Twitter: @sarahp726
LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/sarahp726/

Para más recursos sobre relaciones interpersonales, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @lazosdefamilia.

El Amor Debe Ser Intencional

El Amor Debe Ser Intencional

El amor y las relaciones deben venir naturalmente. No deberían ser tanto trabajo.

Por
Bill Ferrell

Esta fue la filosofía de mi mejor amigo en la Universidad. No tuvo muchas segundas citas.

A lo largo de los años he hablado con cientos de parejas. Algunos considerando el matrimonio, algunos recién casados, otros tratando de salvar su matrimonio. He escuchado a muchos de ellos decir lo mismo:

“El amor no debería ser tan difícil, debería venir naturalmente”. ¿En serio? ¿Por qué?

Alguien que quiera correr una maratón diría: “¿No debería ser tan difícil correr 26 millas?” O alguien que quiere avanzar en su carrera dice: “¿No debería requerir tanto esfuerzo?” O alguien que quiere un autor dice: “No debería ser tan difícil escribir un libro.”

Ahora puedes pensar, esto no es sobre atletismo o carrera o literatura. Esto es diferente. Esto es sobre el amor. El amor debería venir, naturalmente, si dos personas son compatibles, si son verdaderamente, almas gemelas. Buen punto. Es diferente. Es mucho más fácil.

NO SOMOS COMPATIBLES

No hay dos individuos naturalmente compatibles. Eso no quiere decir que no compartamos nada en común con los que amamos. Por supuesto no. Podemos tener antecedentes educativos, socioeconónimcos y culturales similares. Podemos tener valores, metas y sistemas de creencias similares.

Sin embargo, cada individuo es solo eso. Un individuo. Y aunque compartimos el planeta con miles de millones de personas lo que somos es único. Nuestra familia de origen, nuestras experiencias de vida, nuestra vision del mundo son únicas para cada persona, lo cual es asombroso y muy bueno y una de las razones por las que la gente es tan fantástica.

Sin embargo, nuestra individualidad también es la razón por la cual es un desafío “llevarse bien”.

Todos nacemos egocéntricos. Todos comenzamos con un solo “punto de referencia”: nosotros mismos. Es el único lugar donde podemos empezar. Inicialmente no se nos puede culpar porque no hay otra manera de comenzar la vida. No sabemos nada diferente. Pero a medida que crecemos, aprendemos que hay otros personas en el mundo. Esta comprensión, en realidad sucede temprano en la vida.

A medida que maduramos, nos damos cuenta de que nos enfrenramos a elecciones. Podemos elegir considerarnos solo a nosotros mismos en las decisiones que tomamos y cómo vivimos nuestras vidas o podemos elegir considerar a los demás.

Solemos elegir el egocentrismo. No porque seamos malos, sino porque esa ha sido nuestra orientación de vida desde el principio. Y así, esto tiene un impacto en todas nuestras relaciones, especialmente, cuando se trata de matrimonio.

El autor Denis de Rougemont ha dicho: “¿Por qué las personas neuróticas, egoístas e inmaduras se convierten, repentinamente, en ángeles cuando se enamoran?” Es por eso que un buen matrimonio es más dolorosamente difícil de lograr que el deportista, la carrera o la experiencia artística.

 

¡NO SABEMOS JACK! O JILL

El professor de ética de la Universidad de Duke, Stanley Hauerwas, ha dicho que nunca conocemos, realmente, a la persona con quien nos casamos.

Hauerwas continúa diciendo que podemos pensar que sabemos con certeza con quién nos casamos, pero realmente no lo sabemos. Con el tiempo él o ella cambiará. Nunca somos la misma persona después de contraer matrimonio. Además, las experiencias de tiempo y de vida nos cambian: tener hijos, cambios de trabajo, padres envejecidos, obtener más ingresos o menos ingresos, problemas físicos imprevistos y todo lo que conlleva el envejecimiento.

Estos y más, están todos en el futuro. Y a menos que tu bola de cristal sea mejor que la mía, no sabes lo que te espera. O el tipo de persona en la que te convertirás. O el tipo de persona en que se convertirá tu cóyuge.

Hay semillas plantadas dentro de todos nosotros durante nuestros “años de formación” que ayudan a darnos forma. Pero tomará tiempo y circunstancias de vida para que las semillas crezcan y florezcan. Así que, incluso, si nos casamos con los ojos bien abiertos, hay mucho más por venir. Estos cambios de vida son un reto para todos los matrimonios. Si los ha experimentado, no estás solo. Si no los has experimentado, solo espera. Ellos vendrán.

 

NECESITAMOS SER INTENCIONALES 

El análisis es bueno. De hecho, es crucial para resolver cualquier problema. Pero podemos quedar atrapados en lo que se llama “parálisis del análisis”. Comprender el problema, e incluso, saber lo que debemos hacer significa agacharse sin ACCIÓN.

Amar a alguien más, amarlo por completo y por completo, debemos ser intencionales.

Eso significa que temenos que pensar, planear y HACER.

Pensar. Tómese el tiempo para considerar a la otra persona. ¿Qué necesita? ¿Qué está sintiendo? ¿Cómo es su experiencia de vida? Esto significa que necesitas trabajar (esa palabra de ocho letras) para entender su mundo. No trates de leer su mente, háblale. Pregúntale. Cuidado suficiente para ser estudiante del otro.

Plan. Haz un plan para amarlo/a. Esto require que lo pongas en tu agenda. Si no planeas tu tiempo, alguien más lo hará. Eso es un hecho de la vida. Trabajo. Amigos. Obligaciones. Todos estos tienen un plan para tu vida. Usted debe ser proactivo en el plan o alguien más lo hará.

Hazlo. Los planes no significan nada sin ejecución. Las buenas intenciones no sigifican nada sin acción. Las buenas ideas están muertas sin ejecución. Resiste ser pasivo. Pon en acción tus planes de amor. ¡Eso es intencionalidad!

 

EL AMOR HACE 

Aquí hay una lista de algunas sugerencias de lo que puede hacer para ser intencional:

  • Envíe un mensaje de texto que le diga que está pensando en él/ella o que lo/a ama.
  • Llámelo/a solo para hablar y decir que estaba pensando en él/ella.
  • Planifique una fecha que no incluya una película, sino, principalmente una conversación.
  • Lean un libro juntos en voz alta. Esto es atractivo y crea más oportunidades para la conversación.
  • Leer un libro sobre las relaciones o el matrimonio.
  • Ir a una cafeteria y hablar. Esto te alejará de las distracciones del hogar.
  • Compre globos, solo por diversión.
  • Lánzale una fiesta sorpresa.
  • Escríbele una carta sobre cuánto significa para ti.
  • Escríbele un poema. Siempre puede “pedir prestado” a Shakespeare (él escribió una tonelada de sonetos de amor) u otro poeta o buscar en Internet.
  • Sorprenderlo/a con una escapada de fin de semana.
  • Hazle preguntas. Y luego solo escucha. Busca conocerlo/a mejor

¿Cuáles fueron algunos de tus aspectos más destacados del año pasado?

¿Cuáles fueron algunos de tus mínimos del año pasado?

¿Qué esperas del 2019?

¿Cuáles son algunas de tus metas?

¿En qué estás trabajando actualmente que te entusiasma?

¿Cuáles son algunos de tus sueños?

¿Cómo puedo ayudarte en este momento?

¿Qué te dice “te amo”?

Entre más intencionales seamos para nutrir el amor en nuestras relaciones – más experimentaremos de abundantes relaciones que llenan de vida. 

———-

Bill Ferrell tiene 35 años de casado, 2 hijos adultos y 4 nietas preciosas. Enseña a individuos y parejas cómo lograr experimentar una relación de amor plena. También es el Director de Relaciones Comunitarias de GRIP Outreach for Youth. Cuando no está ayudando a jóvenes de Chicago a tener una mejor experiencia de vida, o invitando a otros a unirse a la causa – pasa el tiempo con su familia, corriendo, nadando, andando en bicicleta, o leyendo un libro. O bien, haciendo bromas a sus hijos.

Síguelo en…

Para más recursos sobre el matrimonio y las relaciones, sigue a Lazos de Familia en las redes sociales @lazosdefamilia. 

Cómo Amar a su Pareja, aun en su Peor Momento

Cómo Amar a su Pareja, aun en su Peor Momento

por
Dr. Charles y Elizabeth Woehr

Hay una película vaquera protagonizada por Clint Eastwood, titulada: El Bueno, El Malo y El Feo. Bueno, los humanos podemos ser así. De hecho, en cada persona, aun en usted y en su pareja, existe el potencial en algún momento de su vida, de exhibir acciones o actitudes que podrían clasificarlos como buenos, malos, y ¡hasta feos! Es muy fácil querer a una pareja cuando demuestra su lado bueno. Es un poco más difícil hacerlo cuando demuestra su lado malo. Es aun más, más difícil amar a una pareja que está mostrando su lado feo – en su peor momento.

Para poder AMAR a su pareja durante sus peores momentos, usted debe desarrollar, desde el principio de su relación, una base sólida. Aquí le damos los cuatro elementos que debe integrar a esa base, y que le prepararán para AMAR en todo tipo de situaciones:

 

A – Abra su corazón y sus sentimientos ante su esposo(a). Esto ayuda a crear lazos de intimidad que los sostendrán en los tiempos difíciles.

M – Mantenga su mirada en el largo plazo y no solamente en lo inmediato. Es fácil desanimarse por algo temporal o pasajero, pero si su perspectiva es a largo plazo puede recordar los buenos tiempos pasados y esperar tener muchos más en el futuro, una vez superado lo inmediato.

A – Aprecie las áreas de fortaleza que cada no tiene, sus habilidades, sus dones, sus fuerzas de carácter. Estos elementos serán clave en resistir los tiempos de desencuentro, pues aportarán lo que se necesita para seguir adelante hasta encontrar la solución a lo que venga.

R – Ría con frecuencia con su pareja. El buen humor es importante para recobrar el acercamiento.

 

¿Quiere amar a su pareja en su peor momento? Comience a amarle en su mejor faceta y ponga a trabajar el A.M.A.R a su favor, al tiempo que se prepara para sobrellevar hasta las tormentas mas fuertes que inevitablemente vendrán en el mar de la vida como pareja. Después, durante su jornada por la vida, mientras reflexiona ante los momentos difíciles que hayan pasado, ¡se sentirá muy feliz de haberlo hecho!

Para blogs, tips e ideas sobre la vida y las relaciones, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia.

Ideas para el Día de San Valentín sin importar tu estado civil en Facebook

Ideas para el Día de San Valentín sin importar tu estado civil en Facebook

por
Eduardo Morales

¿Eres soltero? ¿Acabas de conocer a alguien? ¿Tienes pareja estable y disfrutas de la #vidadecasados? Aquí te presentamos algunas ideas de último minuto para festejar el Día de San Valentín, sin importar el estado civil de tu cuenta en Facebook.

Solteros:

Los solteros tienen una mezcla de emociones cuando se trata del día del amor. En mi opinión, tu perspectiva es lo que hace la diferencia en este día tan adornado por el sentimiento del amor. Si no tienes pareja, puedes sacarle provecho a este día demostrando tu amor a los demás. En mis años de soltería hice cosas como escribir cartas o notas a mi familia diciéndoles lo mucho que los quiero y lo agradecido que me siento por cada uno. Un año, recuerdo que le escribí una carta de amor a mi futura esposa, esto fue años antes de conocerla (ella pudo leerla el año pasado nos casamos.) Encuentra la manera de hacer algo especial por alguien, ya sea para un compañero de trabajo o invitando a tus amigos a una cena de “traje” (traje este platillo, etc.) ¡Puedes divertirte mucho en este día, aun cuando tu vuelo por la vida en este momento sea solo!

Novios / Comprometidos:

Hay muchas ideas geniales. No tienes que gastar de más para demostrarle a esa persona especial cuánto la quieres, pero sí te sugiero que hagas algo fuera de lo normal. Crea una memoria única. Por ejemplo, haz una sesión de pintura donde tu pintes un retrato de tu pareja. Llévale al restaurante que tanto te ha pedido que la lleves. Vístete para la ocasión, quizá lo elegante es lo suyo. Después, visiten un café y hablen sobre las cualidades y características que te encantan de el/ella. Quizá llevan tiempo de noviazgo y ahora te sientes preparado para tomar el siguiente paso de compromiso en su relación. Aunque suene trillado, no hay nada más lindo que profesar tu amor por alguien.

Casados:

Solo llevo tres meses de casado, pero te voy a dar algunas ideas que se me ocurren. Se intencional con el tiempo que pasan juntos. Pon un recordatorio en tu calendario. Envía a tu esposo/a a una búsqueda de tesoro. Déjale notitas por toda la casa con regalitos que el/ella pueda encontrar. Envíale un Snapachat o un video cortito con un mensaje especial mientras llega a casa. Prepara una cena romántica (o cómprala). Involucra a tus hijos. Pídeles que ellos sean los meseros para la cena, los DJs, o que presenten un numero artístico especial. O si eso es muy complicado, envíalos a dormir temprano. Juntos, vean el programa “This is Us” (tiene subtítulos de ser necesario) en la comodidad de su sala mientras se deleitan con un delicioso postre. También pueden tomarse el tiempo de ver su álbum o video de bodas. Se lo más romántico posible. Y déjate querer. Disfruta de las flores y los chocolates. Disfruta del tiempo de calidad con esa persona especial. Haz de esta velada una muy especial.

La mayoría de nosotros ya pasamos por la etapa de intercambiar tarjetitas con personajes de caricaturas y cajitas de dulces con corazoncitos que decían “¿Quieres ser mío?” Aunque aun no te haya flechado cupido, este día comercializado por Hallmark es una gran oportunidad de hacer algo especial por aquella persona en tu vida que te llena de alegría, ya sea tu pareja, familiar, o amigo cercano. Toma la oportunidad de decirle a aquellos que te importan lo mucho que les amas.

Para blogs, tips e ideas sobre la vida y las relaciones interpersonales, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia.

Un Día podrás recuperar el Sueño Perdido

Un Día podrás recuperar el Sueño Perdido

por
Eva Fleming de ¡Qué Gente, Mi Gente!

Cuando yo traje mi tercer bebé a la casa, del hospital, me sorprendí en gran manera cuando me di cuenta que este no iba a  parar de llorar ni de día ni de noche, sin importar lo que yo hiciera. La enfermera me había asegurado que muchas veces los bebés no reaccionan positivamente a las luces del hospital, pero tan pronto los llevas a la casa, donde todo está más tranquilo, ellos se adaptan y se calman. Pero la calma… nunca llegó. Podías ir a mi casa a media noche mientras todos dormían y encontrar las luces de la sala prendidas donde yo trataba de calmar a mi chiquito lo más posible para que el resto de la familia pudiera descansar. Como no había forma de dormir, ya a las cinco de la mañana el bebé y yo estábamos listos en el coche para irnos a caminar. La verdad es que Ryan no comenzó a dormir toda la noche, sino hasta después que cumplió ocho años de edad. Gracias le doy a Dios que superé esta experiencia y todavía duermo como el que está tratando de recuperar ocho años de cansancio atrasado.

Una cosa de la que me siento agradecida es que cuando mi Ryan nació, yo ya tenía un poco de madurez y experiencia, pues de él haber sido mi primer bebé me hubiese dado un ataque de nervios.  Es que resulta ser más fácil para un nuevo padre o madre perder la calma cuando el bebé comienza a gritar o a llorar, sin una razón obvia, que para padres que ya tienen más experiencia. El cansancio les roba la habilidad de disfrutar los momentos más hermosos de su desarrollo. Pero el no arrullar a sus hijos cuando estos les comunican con sus lloros que lo necesitan o que algo anda mal es un error que muchas madres luego lamentan haber cometido.

Es normal sentir frustración cuando uno no puede calmar a su bebé, pero no importa cuán irritante te sientas debido a sus gritos, cuídate de nunca estremecerlo. Permite que otra persona que se sienta más calmada te ayude o ponlos en su cuna mientras tú te calmas. Y recuerda que esto también pasará y el día vendrá en el cual podrás recuperar el sueño perdido.

Para blogs, tips e ideas sobre las relaciones personales, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia y @quegentemigente.

De lo Malo, Siempre Surge Algo Bueno

De lo Malo, Siempre Surge Algo Bueno

por
Verónica Avila

Estas últimas semanas han sido de mucha devastación en Estados Unidos y en nuestros países de origen. Primero, llegó el Huracán Harvey a Houston dejando destrucción y muerte para sus habitantes. Luego, vino el Huracán Irma destruyendo el Caribe y sacudiendo fuertemente a Puerto Rico. Casi al mismo tiempo México tembló, al experimentar un sismo de 8.2 grados en la escala de Richter dejando más de 100 muertos a su paso por los estados de Chiapas y Oaxaca. Y ayer, México volvió  a ser sacudido por otro terremoto, esta vez de 7.1 grados y coincidentemente justo en el aniversario 32 del devastador terremoto de 1985, que dejara como saldo  más de 10, 000 muertos.  En este momento, ya van más de 225 muertos reportados, por lo menos 39 edificios colapsados y cientos de desaparecidos. Y un día después, Puerto Rico es arrasado por el Huracán María de categoría 4 dejando a su paso destrucción aun no cuantificada e incomunicación por la Isla del Encanto, pues se cayeron las torres de telecomunicación.

¿Qué nos está tratando de decir Dios, la madre naturaleza,  o como usted quiera llamarle, con todo esto?  No lo se.  Lo que sí se es que en medio de la tragedia, nuestros pueblos, nuestros dirigentes, nuestra gente se solidariza y se une para ayudar de todas las maneras posibles a los afectados por todo lo sucedido. Nos unimos en oración, aun cuando tengamos semanas, meses o años de no asistir a la iglesia. Yo no se qué es lo que sucede en los seres humanos, pero el espíritu y las acciones de solidaridad y unión son palpables. Eso me da la esperanza de que hoy por hoy existe gente buena, gente que está dispuesta a dar la mano a los más necesitados. Y eso es alentador para una madre como yo, que se preocupa por el mundo en el que vivirán nuestros hijos cuando lleguen a su adultez.

Por otra parte, estos sucesos, estos momentos tan difíciles también nos hacen reflexionar. ¿Cuántos de nosotros dejamos de hablarnos con familiares o amigos por problemas que tienen solución? Pero como diría mi papá, “somos cabezones y no entendemos razón,” es decir, somos tercos y orgullosos y preferimos dejarnos de hablar que dialogar, perdonar y comenzar de nuevo.

Y si no nos encontramos en una situación similar, dígame ¿cuántos de nosotros perdemos el tiempo en tonterías en lugar de pasarlo intencionalmente con la gente que amamos? ¿Cuántos de nosotros damos por sentado el amor de nuestros hijos, padres, conyugues, amigos, etc. y no nos tomamos el tiempo para cultivar esas relaciones; de expresarles verbalmente o físicamente nuestro amor, aprecio y apoyo?

Por ahí dicen que “de todo lo malo, siempre surge algo bueno,” y eso es lo que espero que estos sucesos devastadores puedan traer a nuestras vidas. Le invito a que seamos agradecidos con Dios o con la vida por la oportunidad de vivir, de tener familia, amigos, salud. De aprovechar intencionalmente los momentos con nuestros seres queridos.  Decir un “te amo,” “te aprecio,” un “perdón, ” un “estoy contigo.” De disfrutar realmente la vida al lado suyo.  De hacer contar cada momento. Piénselo.  Al final, esos momentos son los que atesoraremos para el resto de nuestros días. #FuerzaMéxico #FuerzaPuertoRico

Para blogs, tips e ideas sobre las relaciones personales, síganos en las redes sociales @lazosdefamilia y @quegentemigente.