Cómo Mantenernos en Paz Estando en Familia Durante el COVID-19

Cómo Mantenernos en Paz Estando en Familia Durante el COVID-19

Por
Erika Krull

El coronavirus te tiene encerrado junto a tu familia en este momento. Están conscientes que es importante estar seguros, pero ¿cuánto pueden soportar el uno del otro a diario durante este encierro?

Aunque es maravilloso disfrutar tiempo en familia, la mayoría de las familias no pasan tanto tiempo juntas. Estar juntos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, es divertido sólo por un tiempo. Entonces, ¿cómo se puede pasar el día sin querer estrangularse los unos a los otros antes del mediodía? Aprende algunos métodos reales y probados para que puedas llevarte bien con el resto de los integrantes de tu familia en esta situación.

La lucha es real, amigos. Y sabemos que la situación de COVID-19 se mantendrá por un tiempo. Por ello, les aconsejamos para que aprovechen al máximo su tiempo juntos y pongan en práctica los siguientes consejos.

1. Espera algún tipo de fricción

Es importante que entiendas que habrá un poco más de fricción con los integrantes de tu familia estando todos en la casa el día entero. Todos están estresados y es normal que se sientan así, pero también puede llegar a ser un poco frustrante. Tú, tu cónyuge y tus hijos necesitan saber cómo manejar el conflicto sin empeorar la situación.

Un poco de comprensión extra puede ser muy útil. Recuerda que nadie pidió estar en esta situación y debes tratar de asumir que todos están haciendo su mejor esfuerzo para llevarse bien. Si su desacuerdo se acentúa, sé el primero hacer una pausa y tomar un descanso. Regresa cuando ya puedas hablar con calma para poder resolver el conflicto.

2. Esfuérzate un poco más en el tema de la comunicación

Una buena comunicación es muy importante, ahora más que nunca, en tu casa. Los problemas están en todas partes y es mucho más sencillo sentirse atrapado. Si tus hábitos de comunicación no son los más apropiados, es un buen momento para hacer un esfuerzo extra y mejorarlos. Aquí hay algunas ideas útiles:

  • Sé honesto acerca de tus necesidades personales y emocionales. Tú y tu cónyuge pueden hacer un mejor trabajo apoyándose mutuamente cuando ambos comparten sus pensamientos abiertamente.
  • Manifieste de manera directa sus desacuerdos. En lugar de dejar que los ánimos se caldeen, dediquen un poco más de tiempo en hablar del problema.
  • Túrnense para desahogarse el uno con el otro sin interrupción. Escuchen para entender, no para responder

3. Procura mantenerte en contacto con otros, además de tu grupo familiar

Mientras todos estamos en nuestras casas y nos mantenemos socialmente distantes, es fácil sentirse aislado y abrumado. Por eso es tan importante mantenerse en contacto con otros seres queridos, incluso si no pueden estar juntos físicamente. Cuando tú y tu cónyuge se sienten conectados con otros, la presión en su relación baja.

Utiliza estas ideas para comunicarte y mantenerte en contacto con los demás.

  • Haz llamadas telefónicas, envía mensajes de texto o correos electrónicos.
  • Sorprende a alguien con una tarjeta en el correo.
  • Da un paseo mientras socializas por teléfono, bien sean con una llamada o a través de mensajes de texto.
  • Una videollamada grupal es una gran manera de reconectarse. Ya que la gente suele estar en casa ahora, puede que te resulte más fácil reunir a la gente valiéndote de esta tecnología.

4. Establece como tu prioridad tu cuidado personal

El cuidado personal puede parecer un lujo para el que no tienes tiempo cuando, en realidad, se trata de prestar atención a diario de nuestras necesidades físicas y emocionales. Con el aumento del estrés y la incertidumbre, el cuidado personal es esencial. Esta práctica sencilla te ayudará a llevarte mejor con tu cónyuge y tener una mejor disposición para tus hijos.

  • Procura dormir bien. El estrés emocional puede ser tan agotador como el físico. Encuentra maneras de descansar durante el día si no puedes dormir bien toda la noche.
  • Selecciona alimentos saludables para tu dieta diaria. Está bien disfrutar de algunos bocadillos, pero trata de ingerir comidas balanceadas regularmente. Tu cuerpo se sentirá mejor con alimentos más saludables.
  • Bebe mucha agua. Es fácil olvidarse de beber agua hasta que tengas sed. Adelántate llenando una jarra de agua y retándote a beberla a lo largo del día. Tu cuerpo puede deshidratarse antes de que te des cuenta.
  • Encuentra un poco de paz y tranquilidad. Todos necesitan un tiempo a solas y tener la casa llena todo el día puede hacer que eso sea un desafío. Trabaja con tu cónyuge para que cada uno pueda contar con algo de tiempo a solas al menos unas cuantas veces al día.

5. Trata de ser más indulgente y muestra mayor empatía

No todos en tu casa tienen la misma capacidad para manejar bien las restricciones sociales actuales. En este minuto, todo el mundo necesita un poco más de comprensión y empatía. La educación a distancia y trabajar desde casa pueden ser un reto. Además, esta situación para cualquiera que presente algún problema de salud mental actual o emergente puede llegar a hacerle sentirse peor.

Ponte en el lugar de tu cónyuge y escucha de verdad cuando hable de sus preocupaciones. Pregunta qué puedes hacer para ayudar, y luego túrnate para compartir con ellos. Practica la empatía también con tus hijos. Anímalos a hablar de sus preocupaciones y de cómo se están adaptando.

6. Sé agradecido

Trata de ser agradecido a diario para mantenerte de buen ánimo. Hacer esto no descarta la gravedad de la situación, pero te ayuda a recordar todo lo positivo de tu vida, a pesar de los cambios a los que te enfrentas.

Nuestros cerebros se aferran a cualquier cosa con la que pasamos mucho tiempo. Atraemos aquello en lo que nos enfocamos. Entrena tu cerebro para enfocarse en cosas más positivas a tu alrededor y recordar todo lo que aún es bueno en el mundo.

7. Agrégale creatividad a tu tiempo en pareja

Tú y tu cónyuge aún necesitan tiempo de pareja, ya sea que estén en una pandemia o no. Necesitarán ser creativos para sentirse seguros y divertirse, pero es algo que aún se puede hacer. Puedes o no tener privacidad con los niños en la casa, pero la idea es planear algo juntos. Para cualquier sugerencia fuera de tu casa, por favor ten en cuenta las restricciones y requisitos locales. ¡Mantengan vivo la chispa!

Dentro de la casa:

  • Tengan un maratón de películas con sus películas favoritas.
  • Jueguen un juego de mesa o de cartas.
  • Sé cariñoso, aunque sea por unos minutos.
  • Preparen una comida juntos sólo ustedes dos.

Fuera de la casa:

  • Conduzcan por el vecindario o cerca de un parque.
  • Algunas áreas tienen atracciones locales al aire libre que pueden ser disfrutadas mientras permaneces en tu vehículo como una noche de crucero, un desfile en la ciudad o un centro de naturaleza.
  • Den un paseo nocturno.
  • Hagan un picnic en su jardín trasero.

8. Recuerda que esta situación no es normal

Hemos estado viviendo en un mundo extraño por un tiempo y muchas cosas han cambiado. El cambio es un trabajo duro y requiere mucha energía mental y física. Podríamos tener varios altibajos antes de que las cosas vuelvan a nivelarse.

Algunas personas puede que no lleguen a acostumbrarse nunca a la nueva normalidad. Incluso cuando se siente como el día 1.296 bajo restricción social, todos nos estamos adaptando. Date un descanso a diario.

Procura mantener la paz en el hogar

Tú y tus familiares van a pasar mucho tiempo juntos por un período. A veces te encantará, y otras veces lo odiarás. Utilizando estos pequeños consejos, podrás ayudar a tu familia a encontrar algo de paz en medio del caos.

Para más consejos acerca de relaciones, sigue a Family Bridges en las redes sociales: @lazosdefamiliausa

  1. Gracias por este articulo es de mucha ayuda.
    Creo que tambien debemos aprovechar para conocernoes mejor y tener ese tiempo para escucharnos, entendernos, aceptarnos y animarnos, apoyandonos los unos a los otros como Familia.

Talk To Us

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *